Ante innumerables denuncias vecinales el Municipio clausuró casi media manzana del comercio y corralón de materiales “ACON”

Sociedad | 2020-02-04 | 17:25:25


Hace meses que los vecinos de Villa Industriales están juntado firmas para denunciar “los atropellos” de la actividad comercial de “ACON”, aunque gira bajo el nombre de “Dapisol S.A”. El radio de operaciones de esa empresa abarca al vecindario de las calles Mendoza, Viamonte, Manuela Pedraza y Tacuarí.

Según los denunciantes “la burla por el espacio público ya no puede soportarse más: Los grandes camiones con acoplados estacionan todos los días delante de garajes y comercios sin importar si uno tiene que salir de urgencia, hay que ir a rogarles que dejen libre la entra  de nuestras casas, rompen los cables de luz, dejando por varios días al barrio sin energía eléctrica, usan las calles como playa de maniobras, van a contramano y a gran velocidad con los auto elevadores, rompen las fajas de clausura, producen demoras en la puerta del Registro Civil”,  y hasta, afirman, que “según dichos de algunos empleados tendrían o habrían tenido un tanque de combustible ilegal, hecho que según un vecino fue la gota que colmó el vaso para impulsar la denuncia ya que “podrían incendiarse y volar todas las manzanas aledañas”.

También, según las afirmaciones de los habitantes del lugar, hacen todo eso y se abusan porque tendrían algunos “profesionales padrinos” que trabajarían con ellos y en el Municipio.

Las clausuras

En la tarde de hoy la secretaria de control comunal a cargo de Calos Tagliafico, de manera expeditiva escuchó la queja vecinal y procedió a la clausura preventiva del comercio que abarca toda la cuadra sita en Gral. Viamonte al 1800, lado impar, por infringir la norma N° 7441/92, no presentar permiso de ampliación de superficie, falta de habilitación (Ordenanza N° 9164/00), falta de avisador manual de incendio, entre otras causales.

También se clausuraron todos los galpones con frente a la calle La Rioja al 2340, 2400 y Mendoza 2370.

El expediente de las clausuras preventivas pasará mañana al Tribunal de Falta de Lanús, en medio del escepticismo del vecindario que está esperando una justa resolución, aunque creen que “al amparo de los “padrinos” se puede trabajar para que todo quede en la nada”.

“Nosotros no queremos que se cierre una fuente laboral pero sí aspiramos a que se respeten el espacio público y nuestros derechos, como así también que el Municipio ponga fin a los atropellos que padecemos a diario, y si un funcionario, juez de faltas o quien sea entra en la joda iremos a la justicia hasta las últimas consecuencias”, sentenció una vecina.



Comentarios

No hay comentarios para esta noticia.-

COMENTAR, OPINAR

*El mensaje queda pendiente de aprobación