El próximo lunes se tratará por la “fantoche y plutocrática” Asamblea de Mayores Contribuyentes el aumento de tasas *

Sociedad | 2020-05-28 | 17:25:35


En la última sesión el Concejo Deliberante de Lanús aprobó la modificación de tasas y esta medida debe ser ratificada en la Asamblea de Mayores Contribuyentes, la cual se realizará el lunes desde las 18 en el recinto.

“Va a ser en el edificio del Concejo y se van a tomar todas las medidas necesarias para respetar el distanciamiento social. Va a venir la cantidad necesaria de contribuyentes para tener el quórum que se precisa para la votación”, explicó el presidente del bloque de Juntos por el Cambio Jorge Schiavone.

La modificación de las tasas dispone que algunos contribuyentes tengan reducciones y exenciones en sus pagos municipales, mientras que se estipula un aumento del 30 por ciento en la tasa de seguridad e higiene para las empresas que facturaron más de 50 millones de pesos durante el 2019 y no vieron afectada su producción durante la pandemia.

De ser ratificada la misma entrará en vigor el primero de junio, día que se realiza la Asamblea, y tendrá vigencia por seis meses. “Fue una medida bien tomada, hubo algunas diferencias en la labor parlamentaria pero llegamos a un acuerdo y fue votada por los 24 concejales. Tomamos esta determinación para establecer una suba a el que pueda pagar un poco más y darle un alivio al que no puede pagar por el tema de la pandemia”, subrayó el edil.

Además, el viernes 5 de junio se realizará una nueva sesión ordinaria, en la cual se tratarán los expedientes que ingresaron a las comisiones, y con los que ya empezaron a ser tratados en comisiones de manera virtual.

En cuanto a la forma de sesionar, Schiavone aclaró que “seguirán siendo de manera presencial hasta que el presidente del Cuerpo, Marcelo Rivas Miera, decida que es necesario hacerlo a distancia”. El Concejo ya modificó su reglamento interno para poder sesionar mediante herramientas digitales.

Tras aprobar las ordenanzas fiscal e impositiva, el Concejo Deliberante convocará al último eslabón que queda antes de promulgar la nueva normativa.

Las ordenanzas fiscal e impositiva son, junto al presupuesto, la base para el funcionamiento económico de un Municipio y contienen los aumentos de las tasas municipales. Tal vez por ello resulte por demás llamativo que a comienzos de septiembre el Concejo Deliberante aún siga debatiendo una normativa de ingresos para un año al que le quedan sólo cuatro meses.

El último viernes, el cuerpo deliberativo aprobó el aumento de tasas de un 35% y ahora queda realizar la audiencia pública de Mayores Contribuyentes para que los vecinos que ocupan ese lugar “den su voto” sobre estos aumentos.

¿Qué es la asamblea de Mayores Contribuyentes?

Esta es una cláusula plutocrática impuesta por la constitución de la Provincia de Buenos Aires impuesta por el fraude y con la proscripción en 1934 y no pudo ser cambiada en 1994, por los intereses mezquinos y caprichos del gobernador de la provincia, Eduardo Duhalde, que manejaba a todos los convencionales constituyentes del partido Justicialista y a sus aliados por razones, no santas, del MODÍN.

Este arcaico instituto además de ser plutocrático y anticonstitucional, en la práctica no sirve para nada, porque esos “mayores contribuyentes”, son puestos por lo concejales tanto del oficialismo como de la oposición.

Dicho esto explicamos cómo funciona

Constitución de la Provincia de Buenos Aires establece en su artículo 193:

Inciso 2°: “Todo aumento o creación de impuestos o contribución de mejoras, necesita ser sancionado por mayoría absoluta de votos de una asamblea compuesta por los miembros del Concejo Deliberante y un número igual de mayores contribuyentes de impuestos municipales”.

Esto significa, de acuerdo con lo que establece la ley Orgánica de las Municipalidades, que es función del Ejecutivo convocar a vecinos que paguen anualmente impuestos municipales que en conjunto excedan los doscientos pesos moneda nacional ($200 m/n).

Para definir esa lista de vecinos, el Departamento Ejecutivo abre una inscripción en la cual se presentan los denominados mayores contribuyentes interesados en serlo. Dentro de los 10 días siguientes, el intendente remite al Concejo Deliberante la nómina de inscriptos y, si no hubiere inscriptos o su número no alcanza al del doble de los concejales, el intendente debe integrarla de oficio.

Conforme a la normativa, no pueden inscribirse “los que no tengan su domicilio real y permanente en el Municipio; el intendente y los concejales; los incapaces, los quebrados y concursados civiles; los que estén comprendidos en las inhabilidades e incompatibilidades; las personas jurídicas”.

Finalmente, y con todo eso cumplido, se realiza la asamblea, donde los “mayores contribuyentes” registran su voto nominalmente y queda registro de quiénes votaron a favor y en contra. Caso contrario, se presume que se decidió por unanimidad. La asamblea, por último, debe designar un presidente y secretario, más un concejal y un mayor contribuyente para redactar el acta y firmarla, sobre después de ello tendrá validez.

Cumplida la votación y los diversos actos administrativos, el último paso está dado y la ordenanza aprobada por el Cuerpo se eleva al Departamento Ejecutivo para que el intendente la promulgue.

* Silvano Lanzieri. Diputado convencional constituyente en 1994



Comentarios

No hay comentarios para esta noticia.-

COMENTAR, OPINAR

*El mensaje queda pendiente de aprobación