De carne y fritas: las empanadas hechas en Lanús que merecieron un documental

Sociedad | 2020-07-01 | 18:27:50


Se llama espacio público, al espacio de propiedad pública, dominio y uso público. Espacio de todos, donde cualquier persona tiene derecho a estar y nadie es dueño.
 
Sin embargo, hay lugares y lugares. Y hay personas que pueden decir "esta es mi esquina" sin que nadie se confunda porque todos entienden de qué se trata. Eso ocurre en una de las ochavas del cruce de 2 de Mayo y Juan Piñeiro, en Lanús.
 
Eduardo Puglisi puede decir que esa esquina "le pertenece". Tanto que hay una película documental que lo demuestra, y que se llama igual que su lugar en Lanús: “Las empanadas de Edu”.
 
El documentalista Gonzalo Bonfante hizo la película 10 años atrás. Pasó el tiempo y el filme no se estrenó. El documental, que para los que son de la zona trata de un personaje conocido, carismático y querido, una especie de "figura paterna", según lo describe el propio Bonfante, para los que no lo son, es casi un ensayo sobre lo barrial y sus vínculos. Edu Puglisi es el reflejo de miles de personajes que han pasado y siguen estando en distintos lugares de punta a punta del Conurbano.
 
Pasó una década y un día, en cuarentena por el coronavirus, se dieron las condiciones para que el director dispusiera el estreno. Se puede ver en https://www.youtube.com/watch?v=CBU9jITJReU
 
"Yo iba a la escuela en el Instituto Albert Schweitzer y tanto nosotros, como quienes iban al José Manuel Estrada y los que salían de la iglesia San Judas Tadeo conocemos de toda la vida a Edu, generaciones enteras han pasado por ahí y comieron sus empanadas", relata el cineasta.
 
Las dos escuelas que nombra están en veredas enfrentadas de la misma cuadra. Puro barrio. A metros de la esquina de la iglesia y la de Edu.
 
El documental de una hora y media se extiende en los primeros 24 años del puesto que ya lleva 34 en Piñeiro y 2 de Mayo. Por el relato pasan su esposa Graciela, su hijo Nelson y clientes de todas las edades incluyendo al propio Bonfante y famosos como el chef Ariel Rodríguez Palacios o el periodista Luis Ventura. 
 
Entre el corte final y el estreno, Edu pudo verse en pantalla. "Fue hace casi dos años, cuando cumplí 60. Mi hija menor contactó a Gonzalo con la excusa de que yo estaba enfermo. Yo no sabía nada -recuerda el protagonista de la historia-. Me sorprendí, por supuesto".
 
"Vimos el crudo -sigue contando-, que duraba una hora más que la versión final. Fue muy fuerte, me largué a llorar. Es el sacrificio de muchos años y el amor de mucha gente, al menos tres generaciones".
 
Todo transcurre alrededor del triciclo/cocina donde Edu arma y cocina sus empanadas de carne, fritas. Entre referencias, exageraciones y leyendas -"uno no se da cuenta y come", "podes comer miles y no te caen pesadas", "dicen que hay un hombre que comió 22 empanadas al hilo"- se ve Lanús Oeste en esa esquina.
 
El documental ya no tenía destino de estreno. Pero el aislamiento dejó sin trabajar al famoso empanadero. A Bonfante, entonces, lo impulsó el amor por las empanadas. "Se me ocurrió abrir una cuenta de Instagram para que él pudiera hacer ventas online, y 'empujar' con las publicaciones y la presentación de la película", cuenta el realizador.
 
"Es lo mínimo que podemos hacer por un gran tipo, porque es lo que todos piensan: un gran hombre, con una gran historia y con todo un halo místico", añade.
 
Puglisi, en tanto, disfruta de su familia como nunca antes, después de tres décadas de estar, de lunes a sábado, bajo sol o lluvia, presente en la esquina frente la iglesia San Judas.
 
Fuente Clarín


Comentarios

No hay comentarios para esta noticia.-

COMENTAR, OPINAR

*El mensaje queda pendiente de aprobación