En medio de la tensa relación de Berni con el gobierno nacional, Grindetti recorrió villa Sapito con el secretario de seguridad provincial

Politica | 2020-07-05 | 19:10:06


Se bajó de su moto y se dirigió a la camioneta donde se encontraba el jefe del operativo. Tomó un handy, hizo gestos ampulosos. Se lo notó visiblemente enojado, en tono virulento y dominante. Sergio Berni, el ministro de Seguridad de la provincia de Buenos Aires, apareció intempestivamente en los controles dispuestos en el Puente La Noria, la mañana en la que comenzaba a regir la nueva fase de la cuarentena estricta en la región del Área Metropolitana de Buenos Aires. Su exposición a las cámaras y sus declaraciones a la prensa generaron la respuesta de Eduardo Villaba, secretario de seguridad de la Nación.

“Los controles son para facilitarle la vida a la gente, no para generarle más quilombo en esta situación especial. Tenemos diez kilómetros de cola cuando a sólo 100 metros hay cinco carriles libres. Hay que tener un poco de sentido común y una ambulancia no puede estar 20 minutos para pasar”, dijo Berni ayer a la mañana luego de presentarse ante un retén policial en el puente La Noria y frente a la prensa apostada en uno de los ingresos a la Ciudad de Buenos Aires.

Villalba salió a responderle: “Se presentó el ministro de Seguridad de la provincia de Buenos Aires excediendo sus responsabilidades y de una manera muy irresponsable. No sé lo que está esgrimiendo. El Ministro tiene mi teléfono. Si sus intenciones fueran de responsabilidad y de buenas intenciones, me hubiese llamado y no aparecer frente a las cámaras de televisión”.

Villalba también contó que tras el episodio en Puente La Noria la ministra Frederic llamó al gobernador Axel Kicillof para reclamarle por la actitud de Berni.

En medio del escándalo, y afectada por la puja, la ministra habló pasado el mediodía con el Presidente, quien volvió a respaldarla. Fernández le dejó saber a Kicillof que tras los continuos cruces que protagonizó Berni con sus funcionarios ya dio por cerrado su intento por conciliar las partes. "Es un asunto terminado para Alberto", repiten en Casa Rosada, donde conceden que tampoco tiene mucho por hacer: el sostén político de Berni -y a la única que reconoce como jefa política- es Cristina Fernández.

Quien sí movió sus fichas fue Kicillof. Por la tarde, tras horas mascullando bronca y pidiéndole a sus funcionarios que "no hagan comentarios" sobre la disputa, intentó interceder y llamó a Berni. Fuentes al tanto de la comunicación aseguran que le reprochó "más la forma que el motivo" de su queja, pero aseguran que "por el momento no se analizan cambios". "A mitad del río es muy difícil cambiar de caballo ... Además no hay otro nombre para este cargo", es el razonamiento que repiten en La Plata.

Grindetti, Berni y Kravetz se metieron en Sapito

En medio de esa situación de la que es totalmente ajeno, el intendente de Lanús, Néstor Grindetti y el ministro de Seguridad provincial, Sergio Berni, supervisaron hoy un nuevo operativo conjunto “Casa por casa” en Villa Sapito de Gerli Este, con el objetivo de prevenir y relevar el estado sanitario de sus habitantes ante el avance de Covid-19 en barrios vulnerables del distrito. 

De la tarea, coordinada por autoridades sanitarias de la provincia de Buenos Aires y el municipio de Lanús, participaron también el Jefe de Gabinete y responsable del área de Seguridad local, Diego Kravetz, quien tiene a su cargo el comité de crisis local, el titular del área de Salud, Gustavo Sieli, y el concejal Marcelo Villa. 

Una vez más desde el inicio de la pandemia la barriada de Villa Sapito fue centro del amplio operativo y seguimiento epidemiológico que persigue analizar en tiempo real la situación sanitaria de la población, desplegando un protocolo de acción del que toman parte enfermeras, asistentes y profesionales de la salud.

Con el fin de realizar chequeos de síntomas por coronavirus, aplicar dosis antigripales, asistir a familias con bajos recursos y desinfectar las calles para evitar la propagación del virus, profesionales de las áreas de Salud y Desarrollo Social visitaron hogares de Villa Sapito en el marco del programa municipal “Casa por casa”.

Con la presencia del ministro Berni y del intendente Grindetti, los equipos de salud se hicieron presentes en cada una de las casas para tomar contacto con el núcleo familiar, a modo de prevención y consulta personalizada de síntomas compatibles con el coronavirus. 

En cumplimiento del protocolo, al individualizarse algún cuadro sospechoso de Covid-19, se procede al aislamiento de la persona, se realiza el hisopado y aparta también a sus contactos estrechos, de manera que en caso de tener el virus, no se genere su propagación.

Las tareas sanitarias desarrolladas nuevamente hoy en Villa Sapito, una populosa barriada de Gerli Este, forman parte de las medidas preventivas que el Municipio lleva adelante diariamente para evitar un aumento en la cantidad de contagios del virus.

Este operativo se sumó de la estrategia diseñada por las autoridades locales en todo el distrito, y forma parte del exhaustivo relevamiento que se realiza a diario con el fin de preservar la salud de los vecinos y la propagación del coronavirus.



Comentarios

No hay comentarios para esta noticia.-

COMENTAR, OPINAR

*El mensaje queda pendiente de aprobación