Santín presentó el plan para revertir el déficit del IPS

Sociedad | 2020-07-13 | 18:55:37


Veinte mil millones de pesos fue, aproximadamente, el déficit que encontró Eduardo Santín cuando asumió, en diciembre de 2019, al frente del Instituto de Previsión Social (IPS). Hoy, revertir esos números es su principal objetivo. Para lograrlo, según confirmó a La Tecla, está trabajando en un proyecto de ley que le permitirá al organismo generar mayores ingresos y, así, comenzar a equilibrar la balanza hasta que las cuentas sean, una vez más, superavitarias. 
 
La caída en los recursos del IPS comenzó hace diez años, en 2010, durante la gestión de Daniel Scioli, cuando se empezó a implementar una nueva modalidad de contratación para los trabajadores del Estado: el monotributo. Pero no fue solo la Provincia la que lo hizo, eventualmente, los municipios copiaron la maniobra, y actualmente son 50 mil los empleados contratados bajo esta modalidad. De ese total, 15 mil pertenecen a la órbita provincial y 35 mil, a la municipal. 
 
Según reveló Santín a este medio, la intención del Gobierno es, de manera gradual, incorporar esa masa a lo que se conoce como planta transitoria, a fin de que comiencen a aportar a la caja jubilatoria provincial y no a la nacional, como hacen hasta ahora. 
 
Ayer, por caso, el propio Kicillof anunció que los 15 mil trabajadores precarizados pasarán a planta estatal. "Los que estaban como becarios en el sistema de salud, 1900 llevaban más de 5 años de antigüedad. Las becas están pensadas para un período determinado. Ellos eran trabajadores pero conservaban ese rótulo para negarle sus derechos. Hoy serán pasados a planta permanente. 3724 trabajadores estaban contratados y no estaban como monotributistas, como si se les alquilara un servicio. También pasarán a planta del Estado. 8708 trabajadores en el sistema de salud habían quedado en situaciones que no correspondían y lo regularizamos", puntualizó.
 
Sin embargo, aún quedan 35 mil trabajadores con monotributo, contratados por los gobiernos municipales.
 
Más allá de esto, otro de los mecanismos que suspenderán para frenar el déficit son las jubilaciones de oficio, es decir, obligar a jubilarse a un trabajador que alcanzó los años de aportes mínimos necesarios.  Eso, ya no será así. 
 
Lo que está absolutamente descartado es modificar la edad mínima de jubilación. Actualmente, los trabajadores del Estado pueden iniciar los trámites al cumplir 60 y 65 años, mujeres y hombres, respectivamente, a la vez que deben contar con 30 años de aportes. Este esquema, no se tocará. 
 
Por estas horas, el titular del IPS mantiene constantes reuniones con legisladores de todos los espacios políticos y con los sindicatos para elaborar el proyecto que -insiste- debe ser consensuado, para que, una vez que llegue a la Legislatura, sea aprobado sin mayores contratiempos. Desde el organismo tienen en claro que se trata de un tema por demás sensible, que puede despertar conflictos sociales y hasta judiciales. 
 
Por eso, además de estas posibles soluciones, todos los sectores contribuyen con sus ideas. Sobre la mesa se puso la posibilidad de que empiecen a aportar al sistema bonaerense los empleados de algunos organismos descentralizados que hoy lo hacen a la Administración Nacional de Seguridad Social (ANSES), además de sumar a los becarios del área de Salud. Otra salida es designar directamente personal en planta permanente, con el argumento de que hay áreas con falta de trabajadores, por ejemplo, los médicos, cuya demanda es aún mayor en el interior de la Provincia. 
 
Santín quiere que el proyecto sea aprobado antes de fin de año. Con un Presupuesto 2020 prorrogado y la imposibilidad de proyectar el 2021 en medio de la “corona-crisis”, en el IPS ven que el panorama comienza a oscurecerse cada vez más; incluso, el déficit que encontraron a fines de 2019 podría duplicarse este año si no se toman cartas urgentes en el asunto.
 
Cómo se solventa la caja
 
A- Con el aporte obligatorio a cargo de los afiliados en actividad del 14% sobre la remuneración que perciban. 
B- Con el aporte obligatorio del 16% de la remuneración que perciban, a cargo del personal docente y del que realice tareas insalubres, determinantes de vejez o agotamiento prematuros. 
C- Con la contribución obligatoria a cargo de los empleadores del 12% sobre el total de remuneraciones que se abonen al personal.
D- Con los intereses, beneficios o dividendos procedentes de la colocación de fondos del instituto. 
E- Con las multas e intereses devengados por las deudas que los afiliados, beneficiarios y empleadores contrajeren a favor del IPS. 
F- Con las donaciones o legados que se hagan al instituto. 
G- Con la contribución obligatoria a cargo de los empleadores del 18% sobre el total de las remuneraciones que perciba el personal comprendido en el régimen de prestaciones previsionales para agentes discapacitados. 
H- Con el aporte obligatorio del 18% sobre la remuneración que perciban a cargo del personal artístico que se desempeña en cuerpo de baile. 
I- Con la contribución extraordinaria, no reintegrable, de las municipalidades, según la masa salarial media. 
J- Con la contribución extraordinaria, no reintegrable, del Estado provincial. K Con los derechos o tasas administrativas, formularios y otros servicios requeridos por los empleadores o terceros, a excepción de afiliados y beneficiarios del organismo.
 
El presidente del Instituto de Previsión Social, Eduardo Santín, fue quien pidió a la Legislatura “que ayude a trabajar en generar mecanismos junto a los gremios para equilibrar la caja”. En diálogo con La Tecla, el funcionario destacó en este sentido la necesidad de generar un alto consenso para elaborar el proyecto. “La caja es un tema de Estado y hay que sacarla de la política partidaria”, dijo. En relación con los motivos que llevaron al estado actual de la caja previsional, Santín aseguró que durante la gestión de María Eugenia Vidal se terminaron de liquidar las letras previsionales, que fueron tomadas por la Provincia para financiar su caja. “Congelaron el ingreso de planta administrativa, creyendo que con eso iban a ahorrar plata. Ahora, la tasa de reemplazo está al 97%, porque se jubilan quienes tienen categorías altas, mientras que quienes aportan a la caja son de categorías menores; entonces se produce un desfasaje. Hay que tomar otras decisiones, buscar dónde está el problema. Necesitamos invertir en el Estado”. En esta línea destacó que “hay una recepción por parte de Juntos por el Cambio; entienden el problema, sobre todo quienes frenaron la posibilidad de una nueva ley durante el Gobierno anterior. Por ese motivo, mucha gente se jubiló anticipadamente”.
 
El IPS vive días convulsionados luego de que corrieran versiones ante una posible armonización de la caja provincial con la ANSES. Estos rumores surgieron tras el salvataje firmado por Axel Kicillof con el organismo nacional a fin de solventar la caja del instituto, cuyas cuentas están en rojo. Por eso, Eduardo Santín expuso en la comisión de Previsión Social de la Cámara de Diputados, presidida por Fabio Britos. En diálogo con La Tecla, el legislador del bloque 17 de Noviembre sentenció: “Sabemos que un déficit provocado en diez años no va a ser solucionado en un solo año o en un plazo corto, pero hay que comenzar a desandar algún camino para que el déficit sea cada vez menor y que vuelva a ser, como lo fue en su momento, de superávit”. En ese contexto apuntó a la necesidad de dejar de contratar personal como monotributista: “En primer lugar, porque es una injusticia para el trabajador, que no tiene las mismas condiciones laborales que los que trabajan al lado de ellos, y esto provoca que los aportes jubilatorios de estos agentes vayan al Gobierno nacional y no al provincial”. Asimismo, el diputado chivilcoyano resal


Comentarios

No hay comentarios para esta noticia.-

COMENTAR, OPINAR

*El mensaje queda pendiente de aprobación