Érica Soriano: A 10 años el cuerpo no aparece y la mirada apunta a “la mafia de los crematorios” 

Policiales | 2020-08-18 | 19:30:38


A diez años de la desaparición de Érica Soriano asesinada por Daniel Lagostena, quien era su pareja en ese momento, la familia exige que se continúe la investigación sobre la responsabilidad de los crematorios. El cuerpo de Erica nunca se encontró y la principal hipótesis fue que Lagostena la asesinó en el hogar que compartían en Lanús y desapareció su cuerpo mediante contactos con crematorios. 
 
En este sentido, Ester Soriano, la mamá de Érica, opinó: “Hay una parte que sigue impune porque no se terminó de cerrar lo que pasó con los cómplices de él. Por ahora quedó en la nada la investigación pero la mafia de los crematorios existió y sigue existiendo”. 
 
Si bien la familia de Erica sabía que Lagostena no iba a revelar quién lo ayudó, estimaba que alguno de sus más cercanos se “quebrara para saber exactamente lo que pasó” con el cuerpo de Erica. Luego de la condena en el 2018, se abrió una causa que llevó adelante el fiscal Guillermo Morlascchi en torno a algunas pruebas que indicaron que el cuerpo de la mujer se incineró para garantizar impunidad
 
De acuerdo con la primera investigación que llevaron adelante el fiscal Gerardo Loureyro y Gabriel Vitale, juez de Garantías 8 de Lomas de Zamora, el 20 de agosto de 2010 Lagostena y Erica, tras visitar a un ginecólogo en Capital Federal, se dirigieron a su domicilio en Lanús, donde ya se encontraba una persona que nunca fue identificada.
 
En este sentido, Vitale destacó que tanto la etapa de instrucción y la condena para Lagostena sentaron un precedente. “Hubo un trabajo que realizó el fiscal para sistematizar la información, para intentar buscar claridad en las pruebas y para reconstruir la parte antes del asesinato que sirvieron para ver los hechos posteriores también”, explicó el magistrado a este medio.
 
En la investigación hubo dos momentos. En principio la cámara rechazó que fuera un homicidio debido a que nunca se encontró el cuerpo de Erica y Lagostena fue liberado. Luego de dos años, la fiscalía en conjunto con el Juzgado de Garantías elaboraron nuevas pruebas y se avanzó con una nueva detención para elevar la causa a juicio. 
 
Erica desapareció en 2010, año en que todavía no estaba modificado el código penal, entonces cuando se caratuló fue bajo el delito de homicidio y aborto ya que ella estaba embarazada de Lagostena. Es por lo que, tanto la elevación a juicio como la sentencia del Tribunal Oral en lo Criminal (TOC) 9 de Lomas de Zamora a 22 años de prisión fueron destacados por la Suprema Corte de Justicia tiempo después.
 
En esta línea, Ester agregó que “sentó un precedente porque lo condenaron y el cuerpo de la víctima nunca apareció”. “La justicia debe mirar a través de las evidencias y él siempre demostró que no le importó saber dónde estaba Erica porque él ya sabía lo que había pasado”, advirtió.
 
Además, Vitale argumentó que fue un caso muy “paradigmático sobre la violencia hacia las mujeres” porque permitió vislumbrar el modus operandi de los acusados de femicidio ya que buscan desaparecer los cuerpos de las víctimas. “No fue un homicidio y un aborto cualquiera. Fue un homicidio en contexto de violencia de género”, aclaró el juez.
 
Erica desapareció el 20 de agosto de 2010 y al principio se intentó su localización viva. Sin embargo, cada vez cobró más vitalidad la hipótesis de que fue asesinada y desaparecida por su entonces pareja con quien había estado las últimas horas. 
 
Durante el juicio se confirmó la violencia de género que sufrió la mujer a lo largo de toda la relación con Lagostena, quien tomó control absoluto sobre su vida.
 
Según la condena, Lagostena asesinó a Erica con métodos que no se determinaron y desapareció el cuerpo. Una de las hipótesis más fuertes era que el crematorio de Lanús tuvo una gran responsabilidad en su desaparición debido a que el condenado mantenía una relación muy cercana con Leonardo De Simone, quien le alquilaba el crematorio a la familia de Lagostena.
 
Si sufrís violencia de género podés comunicarte de manera gratuita a través de un llamado al 144, por WhatsApp al 1127716463 o por mail a linea144@mingeneros.gob.ar 
 
Fuente: Diario del Conurbano


Comentarios

No hay comentarios para esta noticia.-

COMENTAR, OPINAR

*El mensaje queda pendiente de aprobación