Dura acusación del concejal Montero al PJ por sus derrotas y a Díaz Pérez y sus pocos satélites

Politica | 2021-01-14 | 06:28:44


En respuesta a una nota publicada por un periódico digital local el concejal Héctor Montero no se privó de críticas para con los fracasos del partido Justicialista local ni con Díaz Pérez y sus débiles y flacos seguidores de quienes dice que “no voy a hablar de la pluma, sino de quien la utiliza, por eso no le hablo a Dalponte sino a Diaz Pérez, que es quien le da la letra”:

En relación con el autor de la nota, disparadora de la dura respuesta de Montero, recuerda que en 2016, momento en el cual Omar Dalponte continuó siendo funcionario de la gestión de Néstor Grindetti, después de la terrible derrota sufrida por el PJ, le manifestó: "Omar, vos tenés que seguir siendo el director del Museo, sos un buen funcionario y respetado por todos los compañeros, hacés un excelente trabajo. Los peronistas debemos ocupar cargos, aunque sea en esta gestión, y desde esos lugares hacer peronismo.  Tu reputación te precede, nadie puede dudar de tu lealtad ni de tu ideología".

Más adelante recuerda el edil que: “Antonio Cafiero con su sabiduría y con mucha picardía, decía que los peronistas tenemos un Día de la Lealtad porque los otros 364 días eran de traiciones. Pareciera que la traición es una falla genética dentro del peronismo. Salvo la compañera Evita, todos fuimos tratados de traidores en algún momento, hasta el propio Perón en la Plaza de Mayo el 1° de mayo de 1974. La lista es inmensa y numerosa, como el peronismo, e incluye a Néstor y Cristina, Sergio Massa y hasta al propio presidente de la Nación Alberto Fernández. Oponerse, desaprobar, disentir, vista como una oportunidad para estimular el diálogo dentro del espacio, coincidir en determinados temas con el adversario político, son motivos de alta traición. Entonces cualquiera, llega con la balanza de Osiris* y te califica. Y digo bien cualquiera.

Es necesario aclarar, que siempre respeté la opinión del afiliado y la del militante, generalmente más apasionados y con menos información que los dirigentes, pero los dirigentes tenemos la obligación de transmitirles toda la información y debatir con ellos, algo que ha desaparecido en el Partido Justicialista, a nivel local por lo menos”.    

 “En lo personal no califico de traidor a nadie. Formé parte de un proyecto político y de una gestión (y me hago cargo de sus aciertos como de sus errores), que no es bien recordada por los vecinos, y que fue descalificada en 2015 por nuestro candidato a intendente (Julián Álvarez), que cuestionó más a Diaz Pérez, que al candidato de la oposición Néstor Grindetti.

Luego de la derrota electoral y durante 4 años hicimos una oposición cerrada y alejada del vecino, y volvimos a perder en 2019 de la mano de Edgardo Depetri. Debo recordar que Alberto Fernández y Axel Kicillof ganaron holgadamente en Lanús. 

La pregunta que ronda en el aire y que nadie quiere hacer es si fallaron nuestros principales dirigentes, o si Grindetti hizo una buena gestión. De todas formas, la mayoría de los vecinos, con su propia balanza dieron su veredicto. Vox populi vox Dei...

“El Frente Justicialista Lanusense (FREJULA) es una Línea interna del Partido Justicialista de Lanús, que busca crear una nueva expresión política, queremos ser protagonistas, con más debate y con mayor grado de participación de los militantes, con una dirigencia que los represente y que no esperan decisiones políticas que se toman fuera de nuestro distrito. Nuestra reputación también nos precede”, dice finalmente Montero.

*El juicio de Osiris era el acontecimiento más importante y trascendental para el difunto, dentro del conjunto de creencias de la mitología egipcia

El juicio de Osiris sería equivalente al Juicio realizado por el dios Iama en la mitología hindú.

En la Duat, el espíritu del fallecido era guiado por el dios Anubis ante el tribunal de Osiris. Anubis extraía mágicamente el Ib (el corazón, que representa la conciencia y moralidad) y lo depositaba sobre uno de los dos platillos de una balanza. El Ib era contrapesado con la pluma de Maat (símbolo de la Verdad y la Justicia Universal), situada en el otro platillo. Mientras, un jurado compuesto por 42 dioses le formulaba preguntas acerca de su conducta pasada, y dependiendo de sus respuestas el corazón disminuía o aumentaba de peso. Tot, actuando como escriba, anotaba los resultados y los entregaba a Osiris.



Comentarios

No hay comentarios para esta noticia.-

COMENTAR, OPINAR

*El mensaje queda pendiente de aprobación