Grindetti y Jorge Macri encabezan la presión para discutir tarifas y controlar a las empresas de energía en el GBA

Politica | 2019-03-20 | 11:45:28


Los intendentes del Conurbano apuntan contra las empresas de energía. Quieren tener voz y voto para controlar a Edenor y Edesur, cuya jurisdicción pasó a la órbita de la Ciudad y la Nación. A pesar de la temperatura del año electoral, el reclamo hermana a los jefes comunales de Cambiemos, que impulsan las medidas, con sus pares peronistas y kirchneristas.

Los alcaldes quieren ser parte del nuevo organismo de control que Ciudad y Provincia conformarán de manera inminente y a partir de 2020 analizará la composición de las tarifas. Más aún, cuando venza el contrato de la empresa en 2021, tendrá a su cargo el llamado para la nueva licitación. Edenor facturó solo en los primeros 9 meses de 2018 ganó $ 2100 millones.

En rigor, sería apenas un voto en el directorio del organismo de control y dentro de la representación de la Provincia, pero -creen- alcanzaría para evitar que se repita lo que ocurrió en la Revisión Tarifaria Integral de 2016, a la cual los alcaldes no fueron convocados.   

Los intendentes están molestos, porque aseguran que el costo de la energía que pagan por el alumbrado es más alto que el domiciliario. “Aumentó 3600% desde 2016”, afirman. También, se quejan por las tarifas de sus hospitales. Además, denuncian que la empresa factura consumos inexistentes y que no computan el cambio de lámparas alógenas a LED y se quejan de la tasa ínfima que pagan por trabajar en sus distritos.

El mismo día en que sus pares del norte mantenían la reunión con los directivos de Edenor, Néstor Grindetti clausuraba la oficina comercial de Edesur en Lanús. Los jefes comunales aseguran que las acciones no estaban sincronizadas.

El intendente de Lanús lidera los reclamos contra la empresa. En 2016, presentó una demanda colectiva por los cortes prolongados. Ganó en primera y segunda instancia y Edesur fue condenada a pagar una multa por cada día de corte y a implementar un protocolo.

Grindetti también quiso persuadir a la gobernadora sobre la necesidad de tener representación en el nuevo organismo de control y fue más allá: pidió evaluar la exclusión de Edesur de la próxima licitación, en 2022.

Dos municipios gobernados por peronistas -Lomas de Zamora y Almirante Brown- se sumaron al reclamo legal de Lanús contra la empresa.



Comentarios

No hay comentarios para esta noticia.-

COMENTAR, OPINAR

*El mensaje queda pendiente de aprobación