Trabajadores juntan firmas para la vuelta de las líneas 112, 165 y 243

Sociedad | 2019-04-11 | 19:35:22


Realizaron un paro, dejaron de salir los colectivos a la calle, se movilización, cortaron Puente La Noria y ahora juntan firmas. Se trata de los trabajadores de Expreso Lomas, empresa que tiene a su cargo las líneas 112, 165 y 243. Ya no cobran salarios y reciben donaciones de la comunidad, a la que convocan a firmar la petición para exigir celeridad en la resolución del conflicto.

“Exigimos al ministerio de Transporte y al Juzgado 14 celeridad en la resolución del conflicto de Expreso Loma. La falta de servicio trae aparejado problemas económicos y de seguridad por ser esencial y único en la zona. Solicitamos una definición inmediata por los 400 trabajadores y los 50 mil usuarios que venimos padecimiento hace varios años el mal servicio de esta empresa”, señala el petitorio que comenzó a circular ayer. Choferes estuvieron juntando firmas en el barrio Zaizar y hoy harán lo propio en la estación ferroviaria de Monte Grande.

El objetivo de los trabajadores, que desde hace semanas no salen a la calle y no cobran su sueldo, es juntar 50.000 firmas “por la vuelta del Expreso Lomas”. La convocatoria es a la comunidad y pusieron a disposición el archivo para que el que quiera lo pueda imprimir y juntar firmas por su lado. Pueden acercar las planillas firmadas a la avenida Oliver 1483 de 9 de Abril, partido de Esteban Echeverría, o coordinar con los propios trabajadores a través del perfil en Facebook.

El petitorio de los trabajadores de Expreso Lomas

“En cada movilización que llevamos adelante vamos con la convicción de que alguien nos va a escuchar. Salimos en busca de respuesta y soluciones a nuestra problemática. ¡Exigimos celeridad! Llevamos casi 30 días sin prestar el servicio que los 50.000 usuarios necesitan para llegar a sus puestos de trabajo”, advierten trabajadores, al tiempo que aclaran: “No tenemos miedo de salir a luchar por nuestra fuente laboral. De Expreso Lomas comemos 400 familias y estamos dispuestos a todo”.

Vale recordar que el 5 de abril protagonizaron un corte en Puente La Noria para visibilizar el conflicto, pero también se movilizaron a la sede local del Ministerio de Trabajo de la provincia de Buenos Aires.

A comienzos de 2018, la falta de combustible derivó en un conflicto que se extendió en el tiempo y dejó a usuarios sin el servicio durante varias semanas. Los choferes dieron comienzo a un paro por falta de insumos y unidades en condiciones de transportar pasajeros, además de conflictos con los salarios, que finalizó temporalmente en abril de ese año.

Denuncia de vaciamiento e intervención judicial de por medio, volvieron a trabajar pero las condiciones empeoraron y tras limitar el servicio a una sola línea, finalmente dejaron de salir unidades a las calles el 12 de marzo pasado. La empresa se encuentra a cargo de la Justicia, que debe manejar la línea hasta que encuentren algún comprador y hoy hay dos empresas en pugna.



Comentarios

No hay comentarios para esta noticia.-

COMENTAR, OPINAR

*El mensaje queda pendiente de aprobación