La fórmula de CFK: La trampa de caer entre los supuestos y las certezas *

Politica | 2019-05-22 | 17:27:35

Columna de opinión
 


Sorprendió a todos la decisión de Cristina Fernández de Kirchner la voluntad de informar a través de las redes sociales el lanzamiento de su formula presidencial para competir en los comicios de este año y aún más la de participar en esta como vicepresidenta y no como primera mandataria como todo el país descartaba. Incluida, también toda su militancia que trabajaba constantemente para que la vuelta de CFK al poder sea como presidenta, y no como vice.

¿Qué sucedió?

¿Qué sintió Cristina?

¿Por qué se produjo este cambio tan repentino?

¿Fue precipitada la decisión o meditada con anticipación?

¿Acaso se dio cuenta Cristina que ella sola no llegaba al poder?

¿Cuál es la estrategia política?

Si hasta ahora teníamos muchos interrogantes, este hecho suma aún más incertezas sobre el futuro de la expresidenta y de los resultados de las elecciones presidenciales de este año. Esto no se puede negar y da lugar a una extrema cantidad de supuestos y especulaciones, pues el tablero político se ha movido bruscamente y obliga a todos, tanto a los medios, como a la clase dirigente, a tomarlo en cuenta y a replantearse otros escenarios posibles.

Este acontecimiento da mucha tela para cortar en cuanto a tejer supuestos y especulaciones, pero, a mi entender, deberíamos comenzar por buscar certezas dejando fuera todo tipo de supuestos que sólo tienden a confundir e impiden lo que realmente interesa, la búsqueda de la verdad, que, dicho sea de paso, a muchos de nuestros dirigentes y hasta medios de comunicación, quizás, no les interese.

La primera certeza que tenemos es que se infiere que la decisión fue precipitada.
Esto se deduce a través de la información cotejada de la comunicación entre CFK y Alberto Fernández, cuando Cristina le propone a Alberto Fernández ser candidato a presidente integrando la formula Alberto Fernández presidente, Cristina Fernández de Kirchner vicepresidenta. Esto emana de la comunicación en la que Alberto Fernández le contestó “…No tomes decisiones en caliente…” y ante la insistencia de CFK, Alberto terminó diciendo “…bueno dame 24 horas para pensarlo…”

Llama la atención de que Cristina Fernández de Kirchner no haya consultado ni siquiera a La Cámpora, ni al resto de sus militantes y fanáticos que la siguen a sol y a sombra a pesar de todas las sospechas sobre la corrupción en los doce años de gobierno Kirchnerista y de su actual procesamiento y comienzo del juicio este martes. Es evidente que además de la propia sorpresa para la tropa Kirchnerista por la decisión de Cristina, les ha dado la espalda a quienes trabajan incansablemente como soldados para que Cristina llegue nuevamente al poder, pero como presidente, no como vice. Es que ya no sorprende el carácter autoritario y desinteresado por parte de la exmandataria que desprecia hasta sus propios súbditos.

Lo más normal y democrático hubiese sido que llamara a una convención en Unidad Ciudadana, movimiento que preside, y que las decisiones estratégicas sean parte de un consenso. Esto no sucedió y tampoco asombra.

Otra certeza que podemos encontrar es que CFK no está dispuesta a ceder el poder, aun con problemas personales dado, sobre todo, el estado de salud de su hija Florencia que sin responsabilidad alguna se vio asediada por los medios y la opinión pública por la aparición del millón de dólares en una caja de seguridad de un banco y a nombre de ella. A quien la justicia procesó inmediatamente y es la más débil jurídicamente ya que no cuenta ni siquiera con fueros donde ampararse. Ante esto me pregunto ¿A qué madre o padre se le ocurre exponer a sus hijos y hacerlos responsables de las acciones y conductas de ellos?

Finalmente, otra certeza a mi entender es que ha justificado su elección por Alberto Fernández, dado que según sus dichos “…Vos te llevás bien con todos…”. ¿Será entonces Alberto Fernández quien tratará de generar acuerdos y consensos con el peronismo para llegar con una base más amplia a los comicios presidenciales de octubre? ¿Veremos?

Hasta ahora es todo lo que sabemos y nos debe llevar a la prudencia como virtud esencial del ser humano, pues todavía nada está dicho hasta el 22 de junio cuando finalmente se cierren las listas y las candidaturas ante la justicia electoral. Hasta esa fecha entonces no tendremos nuevas certezas dado que en este mes que nos queda hasta el 22 de junio se pueden dar infinidad de cambios y de escenarios que solo sabremos con el correr de los próximos días.

De manera que nada está dicho aún, mucho menos dentro de la arena política Argentina, donde todo puede ser posible.

 

* Matias Giarratana: @giarratanamati



Comentarios

No hay comentarios para esta noticia.-

COMENTAR, OPINAR

*El mensaje queda pendiente de aprobación