Terminó en escándalo una reunión política en Diamante: Le manosearon el ano al candidato. Cuál fue su reacción

Politica | 2019-10-19 | 17:05:38


El 7 de octubre La Gaceta publicó que “el miércoles 2 de octubre, el empresario curtidor J.P. hizo una reunión con Depetri en su curtiembre de Villa Diamante. Allí el candidato (Depetri) no la pasó nada bien.

Es que desde distintos lugares del encuentro le dijeron: “A usted no lo conocemos y vamos a suponer que tiene buenas intenciones, pero usted tiene una contra grande que se llama Darío Díaz Pérez, él acá nunca hizo un carajo, así que si usted está con Díaz Pérez yo a usted no lo voto” (G.H.).

El testimonio de este empresario no fue el único porque en el mismo sentido hablaron 5 o 6 curtidores más, ante la cara de desconcierto de J.P., que los había invitado y del propio Depetri que no pudo hacer creer que él no era Díaz Pérez ya que lleva a Karina Nazábal, esposa de Darío de candidata a concejal en segundo lugar”.

Pero ahora La Gaceta recibió testimonios de tres asistentes manifestando que el encuentro terminó en un verdadero escándalo.

Es que después comer y beber, un familiar (“BP”) muy allegado al dueño de casa le manoseó el ano al candidato y concejal. No se sabe si lo hizo como una gracia, por haber realizado una apuesta o simplemente por efecto de los efluvios etílicos.

Lo cierto es que la reacción del aspirante al sillón de don Juan Piñeiro no se hizo esperar y le espetó sin rodeos algo parecido a: “¡Qué haces pelotudo! yo le chupo la pija y me toca el culo el que quiera yo, no cualquier boludo como vos”.

En ese momento se levantaron de la mesa varios comensales despavoridos, tratando de calmar los ánimos. Una vez que los espíritus estaban sosegados, se juraron en omertá* callar lo sucedido. Pero en la “Villa”, al final todo se termina sabiendo y la omertá fue transgredida.

*Omertá:La ley del silencio u omertá1? (en italiano, omertà [ome??ta]) es el código de honor siciliano que prohíbe informar sobre las actividades delictivas consideradas asuntos que incumben a las personas implicadas. Esta práctica es muy difundida en casos de delitos graves o en los casos de mafia donde un testigo o una de las personas incriminadas prefiere permanecer en silencio por miedo de represalias o por proteger a otros culpables. En la cultura de la Mafia, romper el juramento de omertà es punible con la muerte.

El término italiano omertá es de origen incierto. Se encuentran trazos de su uso ya a partir del año 1800. Algunas teorías sobre su origen la relacionan con la palabra latina humilitas (humildad), que se adoptará después a los dialectos de Italia meridional y se modificará hasta convertirse en umirtà. De la forma dialectal se puede entonces llegar a la forma italiana actual.

Tommaso Buscetta fue el primero en romper la omertá dentro de Italia; no obstante, fue Joe Valachi en Nueva York, y perteneciente a la familia Genovese, el que primero habló ante el subcomité del senado sobre los secretos de la Cosa Nostra en 1962. En octubre de 1983 Buscetta fue arrestado en Brasil y extraditado a Italia por petición del juez Giovanni Falcone. Éste había comenzado un proceso legal intenso para acabar con la mafia, y Buscetta fue el primero que abrió el mundo del hampa siciliana. Tras un intento fallido de suicidio, Buscetta colaboró con el juez y le explicó la organización, el funcionamiento, las actuaciones y el «modus operandi» que utilizaba la mafia. Fue la declaración de Buscetta la que reveló al mundo la existencia de una organización criminal fuertemente jerarquizada y organizada llamada Cosa Nostra.



Comentarios

No hay comentarios para esta noticia.-

COMENTAR, OPINAR

*El mensaje queda pendiente de aprobación